lunes, 10 de noviembre de 2014

Diálogo



- Aquí está, ya vuelve esa sensación.
- ¿Qué sensación?
- ¿En serio?¿De verdad me lo estás preguntando? He visto cómo te vestías de mí recogiendo mi ropa interior del cubo de la basura, usando mis pantalones que, por cierto, te van largos; llevando la raya del pelo en el lado izquierdo, robando mi color de labios, comprando, incluso, mi olor. Me sorprende que no sepas completar mi frase, tú, que siempre que conversamos mueves tus labios siguiendo la estela de mis palabras, pronunciando las últimas sílabas de las que vas seleccionando...veo que te incomoda que hablemos de ello, pero la primera en sentir esta extrañeza fui yo, al ver que mis rutinas eran repetidas por otro. Tú.
- Tengo que irme, he dejado la vitrocerámica encendida.
- No, tengo que contarte lo que siento. Vas a escuchar.
- Tengo que irme, mi hermana, mi prima, mi abuela están solas y necesitan que las alimente. Hago la comida con estas manos, manos, manos. Estoy sucia. tengo que ducharme. Mi padre me llevará a la fiesta de bienvenida de la compañía. Es sorpresa, nadie lo sabe aún, él dará un discurso de agradecimiento. El más importante y emotivo del año. Por favor, no se lo cuentes a nadie, que quede entre nosotras.
- Otra vez. Innecesario.
- ¿El qué?
- Tus mentiras, tus excusas, tus secretos, tus manías. Tu disfraz.
- Ya no me disfrazo, ahora soy fuerte, hago lo que quiero, ya no hay sumisión, soy fuerte: ¿No lo ves? Digo que no todo el rato.
- Sistemáticamente.
- ¡NO!
- La sensación por la que preguntabas es esta, escucha atentamente y no preguntes nada más. Después podrás ir a apagar la vitrocerámica, a regurgitar comida para tu familia, a dar brillo a tus rodillas o a preparar el discurso de tu papá. La sensación la conoces bien, ésta la robé de ti, me debías unas cuantas ideas. Mi sensación, mi certeza, es que todo lo que dices es mentira, todo en lo que crees es mentira, todo lo que eres es mentira. Porque lo basas sobre otra mentira que construiste sobre otra mentira. Esa imagen de mi misma interpretada por ti es una mentira más. Otra falacia. Y esto no lo es, esto es de verdad: Basta ya de mentiras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada