jueves, 31 de marzo de 2016

Oso


Enfrentarse a la vida como si lucharas con un oso. Un oso que no busca más que la supervivencia, la suya propia y la de su prole.

Enfrentarse cara a cara con la naturaleza y la humanidad; Todos contra todos.

Huir de la guerra y de su barbarie y encontrar el odio y el rechazo a la raza. A lo ajeno.

Muchos hombres pero sólo el oso está siendo razonable ¿No era la razón lo que nos hacía humanos?

Vivir contra todo.

La belleza arrebatadora del bosque: Las copas alargadas carentes de hojas en los valles, el blanco devastador del hielo cubriendo el suelo, dañando la retina.

El ritmo incesante del fluir del río. Ruido de cantos en la orilla. El mapa más sencillo, el agua guía a los buenos y a los malos. A los listos y a los tontos. El río es la respuesta más evidente.

La naturaleza ofrece todo, lo da todo: comida, cobijo, calor, sombra. Regala música, incluso baile. Madre naturaleza. Pero ella es despiadada y extrema. No conoce la compasión por los débiles.
Te arrojará sin pensárselo al vacío.

Morir solo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada