domingo, 4 de marzo de 2012

I don't wanna feel that I don't have a future.


Pudo pasarte a ti. 
Despertar un día y que todo estuviera roto, aunque no aparentemente.

Me pasó a mí. La desesperada melancolía del tiempo que fue y nunca volverá.

Ahora nada es igual, ni siquiera parecido a lo que se suponía que tenía que ser. Pero como ya te he dicho pudo pasarte a ti.

Podría ser, ya te lo he dicho, que en vez de ser yo la que anduvo perdida hubieras sido tú ¿Te imaginas? Yo no.

Debe de ser que mi lado creativo quedó adormecido por la píldoras multicolores que marcaban los tercios del día. Puede ser que en vez de compartir bolsitas fluorescentes en festivales veraniegos te encontraras en una rutina de recetas y ojos vigilantes.

Y verme a mí, entre el bullicio, bailando y saltando con los ojos enrojecidos, en vez de a ti.
Y verme a mí y no a ti sobrevolando Europa.
Y verte a ti y no a mí sentada frente a cada uno de ellos explicando lo que me pasó a mí y no a ti.

No Surprises, al final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada